Cómo Sobrevivir con solo un cuchillo

Lo creas o no, sobrevivir en un ambiente templado es fácil si sabes cómo. En el bosque, puedes morir por un número enorme de cosas. Sin embargo, si simplemente tienes los conocimientos y aprovechas lo que sabes, el bosque puede volverse un hogar y una nueva realidad. Teniendo solo un cuchillo, puedes crear tus propias herramientas y tu modo de sobrevivir.

NOTA: Antes de considerar algo de la información de abajo, debes de reconocer que la temperatura define el grado de prioridad en las tierras salvajes. Si la temperatura es menor a los 40 grados Fahrenheit (4 grados Celsius) en la noche, considera al fuego como el prerrequisito más importante.

No obstante, si la temperatura es mayor a los 90 grados Fahrenheit (32 grados Celsius) durante el día, considera el movimiento y el trabajo durante la noche y el descanso durante el día bajo cubierta.


Paso Encuentra agua. Lo primero es lo primero, estás varado en algún lugar en un desierto templado a medio día, lo peor del caso es que no sabes dónde estás. Eso no es problema. No sabes dónde estás, pero sabes a donde quieres ir… cuesta abajo. Esto es porque el agua se mantiene rigurosamente por las leyes de gravedad y lo primero que quieres es agua ya que solo puedes sobrevivir tres días sin ella. Ve al punto más bajo que puedas encontrar. 

En tu camino cuesta abajo, edúcate sobre tres árboles diferentes. 


"abedul blanco"
Abedul blanco
Abedul blanco

Busca un árbol blanco con un material parecido al papel que sale de él. Este es un árbol importante, es llamado el Abedul Blanco. No solo la corteza interna es comestible, sino que también la corteza externa puede ser usada como un contenedor resistente al agua (si no tiene agujeros). 

También, mucha gente no sabe esto pero puedes hacer un hoyo en el árbol y conseguir una sábila dulce y picante parecida a la savia de arce. Otros atributos que pueden servirte son los siguientes: Puedes cocinar sopa en la corteza del abedul ya que no se quemará mientras tenga líquido dentro. 

La corteza del abedul puede ser usada como una cuerda temporal. La corteza del abedul, la capa blanca parecida a papel, puede servir como una yesca excelente para prender fuego. El abedul blanco puede ser tallada para convertirse en un bastón. La corteza de abedul ha sido usada para hacer canoas por los nativos.

Tilo Americano 


"tilo americano"
Tilo americano
El Segundo árbol que deberías conocer es llamado Tilo. Tilo Americano El Segundo árbol que deberías conocer es llamado Tilo. Este árbol es muy fácil de reconocer. Tiene una corteza gris, algunas veces venosa, y algunas de las hojas en forma de corazón más grandes para arrancar. No debes confundir este árbol con un arce alce, cuyas hojas tienen tres puntos. Este árbol es importante, ya que es fuente de cuerdas, trampas, vendas y finalmente tu mochila. Empezaras a ver este tipo de árbol mientras más cerca estés del agua, es más sediento que tu y puede ser una fuente de agua. 

Arce común

El tercer y último árbol que debes conocer es el arce común. Éste será tu bastón así como tu protección. Es madera muy fuerte con una corteza limpia y gris. Ahora imagina la bandera de Canadá, esa es la hoja del arce común. 

Corta algo de la corteza de un Tilo. Si no hay agua, ve a la base de la colina o montaña ahí es donde muy probablemente habrá un río o un arroyo, cerca de la base.
"arce común"
Arce común
Encuentra un Tilo. Ellos adoran el agua y los bordes altos. 

Utiliza tu cuchillo para hacer un corte horizontal alrededor de todo el tronco. Haz esto hasta abajo y cuatro pies (1.2 metros) por encima. 

Ahora haz un corte vertical desde la línea superior hasta la inferior. 

Observa que la línea superior parece una T en donde las dos líneas se juntan. Esta T es donde cavaras con tus dos uñas de los dedos gordos. 

Ahora, jala estas dos lengüetas lejos de la Madera blanca que está debajo. Debes de tener ahora un rectángulo curveado y blando.

Corta esta tira en el mayor número que puedas de pequeñas tiras. Deben de medir cerca de 1/4 de pulgada (medio centímetro) de ancho. 

Ahora voltealas para revelar una franja húmeda y brillante, Esta es la tira que se usará para la cuerda.

Cuidadosamente, jala la corteza exterior verde lejos de esta hoja delgada de Madera. Observa que la parte verde será significativamente más gruesa que el material delgado que quieres. 

Envuelve estas tiras delgadas entre ellas mismas para que hagan un círculo de alrededor de 3 pulgadas (7.5 centímetros) de diámetro. 

Utiliza los desechos verdes para envolver cerca de tres cuartos de la cuerda nueva. 

Coloca este gran revoltijo de cuerda alrededor de tu muñeca para que esté fuera del camino. 

Utiliza el otro cuarto de la cuerda para hacer correas para tus hombros, un cinturón, y lo más importante una correa para llevarla en la parte superior de tu brazo para guardar tu cuchillo. 

Todos los desechos de corteza verde deben de ser guardados y amarrados sino, úsalo como un látigo o como más tiras. 

Después de todo ese trabajo seguramente estarás sediento. Por suerte lo único que tienes que hacer es ir cuesta abajo para tomar algo del agua que tienes bien merecida. 

Ponte lodoso. Mientras tomas un poco de agua, hay un paso muy importante que puede salvarte después de una pena. Mientras te encuentras cerca del agua, es importante que te cubras con una delgada capa de arcilla azul o lodo si es que no hay arcilla. Esta capa debe cubrir cada trozo de piel. Será tu única defensa en contra de las moscas negras, moscas venada y las garrapatas. 

Después de que tienes tu armadura, es tiempo de de poner algunas trampas. Busca el sendero del juego, que debe estar regada por todo alrededor de los bordes de tu fuente de agua. Quítate seis de las tiras y átalas con un lazo de 1 pulgada (2.5 centímetros) de diámetro al final. Desliza el otro extremo de trampa de Tilo través del lazo y sostenlo por encima del piso en un nivel apropiado para la pista que estás ocupando. Senderos pequeños evidencian un juego pequeño, las pistas grandes deben de ser evitadas. Para conejos, mapaches, codornices y perdices, coloca la trampa de 4 a 10 pulgadas (10 a 25 centímetros) por encima del suelo. 

Ahora, si el día se está acabando, tu mejor apuesta es hacer fuego. Casi siempre es mejor recolectar primero mucha madera seca, de tamaños que vayan desde ramitas hasta leños pequeños.  El método del arco de fuego funciona particularmente bien con el Tilo.

Antes de encender tu fuego, limpia un círculo de unos 6 pies (2 metros) alrededor del sitio del fuego. Elige un lugar sin ramas arriba del fuego. Junta la mayor cantidad de piedras del tamaño de una cabeza para encerrar el fuego y evitar que se expanda. También, un círculo de rocas atrapará y reflejará el calor hacia el interior haciendo que sea más fácil que continúe. Una de los aspectos más importantes que debes recordar a cerca del fuego es el de respetarlo. Mantenlo contenido.

Una vez que hayas empezado el fuego, es muy importante que mantengas la flama debajo de dos pies (medio metro), de esta manera tu fuego no necesitará mucho combustible. No querrás regresar al bosque por más leña. Los insectos te merodearán. La capa delgada de lodo o arcilla te librará de las picaduras pero no de su sonido. En un nivel psicológico, el simple hecho de que puedan llegar a tus ojos y oídos debe mantenerte bien abastecido antes de comenzar tu fuego.

Construye un refugio. Uno no necesita realmente de un refugio en condiciones normales. Sin embargo, si necesitas uno o piensas que lloverá, el aspecto de mayor importancia es el de mantenerlo pequeño, seco y lejos del suelo. Nunca pierdas el tiempo construyendo pequeñas cabinas o incluso un refugio más grande que tu cuerpo. Esto es una pérdida de energía y recursos, y es más fácil mantener el calor encerrado en un lugar más pequeño. 

Los grupos grandes de musgo que puedes usar para cubrir un esqueleto de madera servirán. También, la corteza de abedul sirve para una tablilla. Tu mejor apuesta, sin embargo, es usar cantidades masivas de madera blanda y helechos. Si eres rápido, puedes recolectar suficiente para una barrera de seis pulgadas (15 centímetros) que evitará la lluvia y guardará el calor. 

Las hojas secas también sirven muy bien para evitar el agua. Si piensas que lloverá, haz una barrera de hojas y demás lo más gruesa que sea posible (tres pies (un metro) es casi una garantía completa de evitar el agua). En dos horas puedes dormir no solo cómodamente, sino también seco y caliente. 

Mantente consciente del fuego. Mientras duermes, asegúrate de que estés consciente de que tan lejos está tu fuego. El aturdimiento puede tenerte recostado justo encima de él y sin nadie que esté ahí para sacarte del fuego. Si no te sientes agusto con el fuego encendido mientras duermes, puedes apagarlo y cavar un hoyo donde vas a dormir y llenarlo con los restos del carbón. Poniendo una capa de tierra encima de este punto, puedes dormir encima de ella y dormir muy cómodamente. 

Busca el desayuno. Cuando despiertes, debes saber que los insectos salen al amanecer. Ahora es el momento de aprovechar tu metabolismo y moverte rápido, ya que los insectos pueden llegar a tus ojos. También, el movimiento entrena a tu cuerpo a proveer su propio calor durante el ejercicio. El único problema es que la motivación para moverte es escasa de vez en cuando. Tu motivación debe surgir del hecho de que has colocado seis trampas el día anterior y que una de ellas probablemente tenga el desayuno, comida y cena. Así que para elevar el calor corporal, muévete de trampa en trampa. Puede que hayas tenido suerte. 

Ahora es importante prepararte para dos contingencias. 

La primera es que no tienes absolutamente nada y estás muy hambriento y una conducta pisoteada. Si este es el caso, simplemente ve a tu abedul y corta un triángulo de 4 pulgadas (10 centímetros) de la corteza. Voltea una de las puntas hacia abajo. Puedes comer lo que está en el otro lado de la corteza, tiene muchos nutrientes. También, unas gotas de sábila dulce salen de la punta de abajo del triángulo. No te preocupes si no es mucho. Sorprendentemente, un humano puede sobrevivir de una cucharada de comida diariamente por un tiempo limitado. 

La segunda contingencia es que tienes algo, seguramente un conejo o un pájaro pequeño. Existe una muy buena regla para comer cosas como animales: ‘’’No comas algo que se vea incomible’’’. De otra forma, casi cualquier cosa es buena si la cocinas bien… y con cocinar bien me refiero a quemarla. 

Aquí hay otra regla para la comida: No comas donde duermes o duermas donde comes. Los restos y las tripas atraerán a los depredadores (por ejemplo, los osos). Elimina los huesos, tripas, picos, etc., MUY lejos de tu refugio.

Sigue el agua. Ahora que sabes cómo conseguir agua y comida, es importante que reconozcas el otro uso de los ríos. La humanidad no se construyo en la espalda del hombre, sino en los bordes de los ríos. Para encontrar una civilización, simplemente sigue el río cuesta abajo. Recuerda que no todos los arroyos te llevan a una civilización, el arroyo puede continuar yendo hacia abajo por millas y puedes haber desperdiciado mucha energía en nada. Usando todas las cosas que he mencionado arriba, una persona puede vivir por un tiempo indefinido en el bosque. 

Consejos

Como antiséptico, busca la miel de abeja común. La sustancia gris pegajosa que usan dentro de sus nidos es uno de los mejores antisépticos del mundo. 

Para la energía, busca plantas de soya y fuentes de vitamina B así como comida con azúcar y frutas, tales como las moras, para proveerte de grandes fuentes de energía en un estómago vacío. Sé muy cuidadoso, y asegúrate de que no estás consumiendo la vegetación equivocada, ya que muchas plantas son venenosas. 

Para las curitas Busca una araña común. Sus telarañas pueden ponerse en heridas o cortes abiertos para detener el sangrado. 

Para los iniciadores de fuego’, busca el árbol abeto. Las burbujas en la corteza del abeto pueden ser explotadas para obtener una sábila que es sumamente inflamable. 

Advertencia Garrapatas

Las garrapatas pueden ser uno de los parásitos más agobiantes psicológica y físicamente en un ambiente templado. Son pequeños arácnidos de ocho patas, que como los insectos son atraídos por fuentes de calor. Casi siempre se quedan esperando en el pasto dos o tres pies (medio o un metro) de altura y luego se transferirán a tu ropa. De ahí irán a tu cabeza o a tu entrepierna, los dos lugares con más calor en el cuerpo humano. 

Ahí secretarán un anestésico local que utilizan para ocultar su movimiento mientras hacen un agujero con su cabeza en tu piel. En este estado parecen una pieza de maíz que se quedo pegada a tu carne. Sin embargo, cuando las tocas sus patas salen y comienzan a moverse hacienda que incluso el hombre más valiente se encoja. Varios de los métodos para quitarlas, así como lo que no debes hacer, se describirán abajo. 

NUNCA quemes una garrapata. Muchas veces sus tripas se esparcirán en la abertura de la cual se alimentaban, por debajo de tu piel. Si usas este método, debes quemar la piel que se encuentra a una pulgada (2.5 centímetros) alrededor del área infestada o corres el riesgo de tener la enfermedad de Lyme y fiebre de las montañas. 

Hay maneras menos dolorosas de quitar las garrapatas. NUNCA tires de la garrapata, sus quijadas en forma de ancla se quedarás debajo de tu carne. Método para removerlas: busca un abedul. Busca un árbol de navidad con burbujas en la corteza. Toma un palo, revienta la burbuja y coloca ese extremo aplanado debajo del nuevo hoyo, ahora haz rodar un extremo del palo encima de la burbuja con algo de presión, utiliza este método para sacar la sábila. 

Recolecta la sábila en un extremo del palo. Ahora expande generosamente esta sábila sobre la garrapata. Revienta más burbujas si es necesario. Ahora con el extremo de tu brazo busca una planta o un árbol aceitoso. El fresno funcionará. Ahora observa que la garrapata se ha salido un poco. 

Expande tanto aceite de fresno como puedas y repetidamente limpia la sábila. La garrapata se saldrá sola porque no puede respirar. Ya que la garrapata se ha salido pon más aceite sobre el área para sacar la sábila, si todo lo demás falla, cubre el punto con mantequilla de maní, o grasa de animal, espera, y después enjuaga tus manos con agua, la sábila se quitará de una manera muy fácil. También observa que la vitamina C en la sábila ha vuelto la piel más flexible. 

Parásitos intestinales 

Los parasitos intestinales pueden ser combatidos de muchas maneras. Dos de estas maneras son descritas abajo. 

Una manera efectiva es buscar un helecho que crece en la mayoría de los ambientes templados. Este helecho es llamado el freno de pastos. Durante sus primeros días de vida parece como una pequeña avestruz con pelo café o gris creciendo de ella. Las especies típicas de freno de pasto es de cuatro pulgadas (10 centímetros) de alto. Durante esta etapa es comestible ya sea cocido o crudo. 

Sin embargo, es un suave veneno que cambia las condiciones ambientales de tu intestino haciendo que crezca la supervivencia de cualquier parásito. Mientras esta planta se hace más vieja se vuelve más venenosa. Si la planta está un poco rizada puedes comer una cada hora o si está completamente crecida, una cada día para olvidarte de los parásitos. 

Otra forma de liberarte de los parasitos intestinales es comer dos cigarros por día hasta que desaparezcan. La naturaleza venenosa de los ingredientes el cigarro no se pierde en los parásitos intestinales.

Hiedra venenosa "Hiedra venenosa"

La hiedra venenosa es una planta de tres hojas que casi siempre se encuentra muy cerca de la tierra. Para alejar a algún depredador sus hojas contienen un químico llamado urushiol, el cual se une a las células de la piel y crea una prominente e incómoda comezón que puede durar de cinco a seis semanas. Si has tenido contacto, las primeras etapas te darán una simple comezón. Sin embargo, en reacciones severas puedes esperar la aparición de ampollas y/o una supuración oleosa. Los mitos y algunos tratamientos son enlistados abajo. 

NUNCA quemes la hiedra venenosa: su humo es sumamente tóxico. También, el urushiol no puede ser destruido o disuelto por métodos ordinarios. 

NUNCA revientes las ampollas o intentes quitarlas. La sustancia que sale de ellas no es contagiosa y no expandirá la comezón en circunstancias normales. 

NUNCA orines en donde tienes comezón, esto no funciona e incluso puede intensificar la reacción debido al amonio en la orina. 

MITO: la ropa no te protegerá de la hiedra venenosa. El urushiol traspasará la ropa en tan solo quince minutes. Si sabes que has tenido contacto, no toques físicamente el área ya que el urushiol se expandirá. En lugar de eso, quita el artículo con un ropaje grueso o una corteza cubriendo tu mano y déjalo reposar en agua en movimiento por lo menos una hora. Después de cierto tiempo, el urushiol se quitará del artículo. 

Método útil: si has tenido contacto, normalmente en menos de siete minutes el químico puede ser lavado con jabón antes de que se una a las células de la piel. Sin embargo, el químico es un aceite, así que el jabón es necesario para quitarlo. En otras palabras, el agua no funcionará por sí misma. Sin embargo, este método es altamente debatible ya que el jabón también puede acoger al químico y expandirlo de la misma manera. 

Método útil: sumerge tu cuerpo en agua por un periodo largo de tiempo. El aceite es menos pesado que el agua, así que el urushiol puede, como tema de física, quitarse de tu piel antes de unirse a tus células. 

Método útil/mito: el alcohol no disolverá o quitará el urushiol por sí solo. Sin embargo, lo puede diluir lo suficiente para que pueda ser quitado con una esponja o un ropaje. 

Conclusión: 

El urushiol no puede ser quitado de la carne una vez que se ha unido; la única cosa que la tecnología nativa puede hacer es aplacar la comezón o tratar la reacción, no al químico. Por lo tanto, el único que puede tratar verdaderamente de una manera efectiva es el doctor con removedor de hiedra.

Cortesía de: Wikihow

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...